Traumas psicológicos

Trabajamos con las novedosas técnicas EMDR, Mindfulness y PNL

traumas psicologicos cenpsi mar arnaez 1Cuando hablamos de trauma hemos de tener en cuenta que es una palabra derivada del griego y significa herida. Un trauma puede llegar a producir un trastorno de estrés postraumático, uno de los factores más incapacitantes es la evitación experiencial (tendencia a rechazar cualquier emoción que sea dolorosa y negativa).
 

Una vez que una persona trata de eliminar el sufrimiento emocional evitando recuerdos, sentimientos o pensamientos relacionados con el suceso y cualquier elemento que lo pueda despertar; el sufrimiento aumenta. Cuanto más queremos evitar un pensamiento más presente está en nuestra cabeza apareciendo recuerdos recurrentes (flashbacks) o pesadillas, que producen una gran activación fisiológica que no mejora con el transcurso del tiempo. Esta situación puede colocar a la persona en una posición vigilante: de alerta.

Algunos sucesos pueden generar ciertas emociones muy intensas y causar traumas psicológicos o emocionales que producen un dolor duradero, estos sucesos suelen llegar por sorpresa y no estamos preparados para afrontarlos. Los traumas psicológicos suelen producirse por accidentes de tráfico, desastres naturales, robos, acoso escolar o laboral, abusos físicos, emocionales, sexuales, etc.

El trastorno de estrés postraumático es el resultado de una exposición a una situación estresante e inevitable. Algunos de los síntomas más comunes son el insomnio, ansiedad, nerviosismo, pesadillas, miedos, recuerdos continuos, etc.

Una de las posibilidades para superar el estrés es trabajar la técnica del EMDR, de demostrada eficacia para superar las situaciones de estrés. Lo que buscamos con esta técnica es estimular ambos hemisferios cerebrales para procesar mejor la información y que el problema emocional disminuya.

Con la técnica EMDR se estimulan ambos hemisferios cerebrales (mediante movimientos oculares, golpecitos alternativos en ambas manos o sonidos) desbloqueando las experiencias emocionales. Con la estimulación de los dos hemisferios cerebrales, conseguimos que al paciente le vengan a la memoria otras partes del recuerdo o del evento traumático, desbloqueando la experiencia traumática, disminuyendo la intensidad de la emoción e integrándolo en un proceso mental más adaptativo.

Otra técnica es la visualización guiada, que nos sirve para aprender a proyectarnos en el futuro y superar el trauma, junto a técnicas de mindfulness (técnica de relajación con la que aprendemos a tomar conciencia plena de nuestras emociones para conseguir eliminar la ansiedad o frustración que sentimos ante ciertas situaciones) y programación neurolingüística PNL (nos permite desarrollar de manera eficaz diferentes procesos de aprendizaje y nos ayuda a superar situaciones de estrés). Así mismo, se trabaja la resiliencia para salir más fortalecido de la situación.

Para más información no dudes en llamar al teléfono 983 982 651 y pide cita con nuestros expertos.
Solicita más información, estamos encantados de atenderte

983 982 651